jueves, 6 de enero de 2011

LA CIUDAD PERDIDA DE LOS INKAS

Una ciudad olvidada en lo alto de la selva. Cuando los españoles llegaron a Cusco, los Inkas abandonaron esta ciudad pensando que iban a ser descubiertos y marcharon hacia otra ciudad mas escondida en la selva, pero la realidad es que los españoles nunca descubrieron esta ciudad situada entre la montaña de Machupicchu ( montaña vieja ) y Guanapicchu ( montaña joven ).
Esta considerada una de las 7 Maravillas del mundo, y si os parecen impresionantes las fotos, imaginar lo que es disfrutar de todos los sentidos en este lugar.

Para llegar hacia la ciudad Inka tenemos varias opciones con varios precios siendo las rutas mas comunes las siguientes. 

Ruta 1

Desde Cusco hacia Ollantaytambo en bus................................................................20 soles
Desde Ollantaytambo en tren hasta la hidroeléctrica de Aguas Calientes............38 dolares
Y desde la hidroeléctrica hasta Aguas Calientes en tren..........................................9 dolares

Ruta 2

Desde Cusco hasta Santa María en combi..............................................................15 soles
Desde Santa María hasta Santa Teresa en taxi o combi.........................................5 soles
Desde Santa Teresa hasta hidroeléctrica en taxi o combi.......................................5 soles
Y desde Hidroeléctrica hasta Aguas Calientes caminando unos 9km aprox..........0 soles

Caminar desde hidroeléctrica hasta Aguas Calientes es bien sencillo ya que solo hay que seguir la vía del tren, y el paisaje de selva no tiene ningún desperdicio.








Una vez llegado a Aguas Calientes (un pueblecito creado solo para visitar Machupichu), os recomiendo comprar la entrada y descansar porque el día siguiente tendrás que madrugar si quieres ser de los 400 primeros en entrar, ya que estos serán los únicos que puedan visitar Guainappichu.

La cola del Bus que sube hasta la ciudad inka se empieza a formar a partir de las 3am y a las 5am empiezan a subir los buses por 8 dolares, aunque hay gente que sube andando, pero es mejor guardar fuerzas para machuppichu y guanappichu...

A las 6am abren las puertas y una vez allí, despierta todos tus sentidos porque Machupichu es simplemente espectacular,  por haber sido una de las mejores obras aquitectonicas de los Inkas y también por haber sido construida en un lugar que significa encarar las mayores dificultades topográficas; pero gracias a esta agreste e inaccesible zona, la ciudad  goza de unos extraordinarios paisajes. Hoy es universalmente conocida, tanto por sus imponentes ruinas, como por su incomparable ubicación, al borde de un abismo en cuyo fondo corren las tormentosas aguas del río Urubamba.


Antes de mostraros las imagenes de la ciudad, observar que paisajes...








Y ahora si, La Ciudad Perdida De Los Inkas














Si has sido uno de los 400 primeros en llegar seras de los privilegiados que puedan ver la ciudad desde la montaña joven, donde las vistas y la altura te quedaran sin aliento
Una camina de subida de 1 hora y media por escaleras inkas que te llevaran a la cima de la montaña para disfrutar de las mejores vistas



Esta vez pude disfrutar de la compañía de 2 buenos personajes, un viejo amigo extremeño que decidió hacer un paréntesis en su vida para conocer las venas abiertas de Latinoamerica y un Chileno viajero que conocimos en la noche Cusqueña y el destino volvió a cruzar nuestros caminos en Aguas Calientes



En la subida al guainapicchu, uno de ellos se atrevió con lo que ningún Inka se había atrevido a hacer, el Salto prohibido, el Vuelo del Águila, que digo el águila, el Cóndor, desafiando la gravedad y en el borde del abismo se armo de fuerzas y se lanzo a volar...................... Y aqui esta la prueba


video

Vista desde Guainapichu






Y conforme íbamos subiendo la montaña joven, mejores vistas íbamos teniendo, hasta llegar a la cima donde la imagen habla por si sola.



Machupichu fue descubierta por Agustín Lizarraga durante su exploraciones en busca de tierras agrícolas en el año 1900, donde decidió quedarse a vivir y cultivar las tierras.
Fue mas adelante en 1911 cuando el profesor Norteamericano Hiram Bingham fue guiado por Melchor Artiaga,un campesino de la zona, quien le contó que muy arriba, sobre el cerro de Machupicchu se encontraban unos importantes restos arqueologicos y que para alcanzarlos habría que escalar pendientes cubiertas por una tupida vegetación. Bingham escucho escéptico, sabia que innumerables mitos corrían sobre ciudades perdidas en Perú e insistió en ser conducido, llevándose de esta forma  Bingham el falso merito del descubrimiento.

La ciudad se encontraba escondida entre la vegetacion de la selva, pero hoy en día la vegetacion que la cubría ha sido eliminada y es mantenida por unos trabajadores a tiempo completo y un tanto peculiares ¨Las llamas¨







Las llamas eran unos de los animales sagrado de los Inkas, eran los animales que sacrificaban para los Dioses. Pero no era lo único que entregaban a los dioses, cuando se veían amenazados por fenómenos naturales como terremotos, sentían que los dioses estaban bien cabreados y hacían sacrificios humanos ofreciéndoles niños, a los cuales mataban embriagandolos a base de Chicha ( una bebida inka hecha a base de fermentación de maíz ) y después los congelaban. En el museo de Salta (argentina) pude ver uno de estos niños congelados, el cual se mantenía en perfecto estado...

Los inkas eran grandes estudiosos de la astronomía y tenían construcciones como el templo del Sol, para el estudio de los astros.


 El Templo del Sol



El Templo de la luna


El reloj, llamado Intihuatana y orientado al Noroeste y Sureste, con sus cuatro vértice dirigidos a los 4 puntos cardinales, según en que dirección haga la sombra la piedra de granito nos mide el tiempo, Solsticio y Equinoccio




El numero 2 es uno de los números mas importante de los Inkas, ya que para ellos representa la dualidad, el sol y la luna, el bien y el mal, las 2 estaciones, el solsticio y el equinoccio...

Y el numero tres representaba la triologia, el cóndor, el puma y la serpiente.
El cóndor, como un símbolo de independencia, el mensajero de los dioses, de los espíritus y representaba el mundo dividido en el Hanan Pacha, el mundo de arriba
El puma simboliza la sabiduría, la fuerza, la inteligencia y representaba el Kay Pacha, el mundo de aquí.
Y la serpiente era  la representación de lo infinito para los incas. En la mayoría de los casos, simboliza el mundo de abajo el Ukhu Pacha, el mundo de los muertos.

A la vez cada animal esta relacionado con una planta mágica.
La serpiente con la Ayahuasca
El puma con los hongos
Y el cóndor con el cactus de San Pedro, bautizado con este nombre por los colonizadores españoles porque cuando lo probaron creían q estaban en el cielo y San Pedro les abría las puertas
  Pues este templo, el templo de las 3 ventanas representaba la triologia Inka


Cada 21 de Junio, justo en el solsticio de Invierno, ocurre algo increíblemente fantástico en Machupichu, solo ese día los rayos del sol iluminan la montaña de guanapichu de tal forma que se puede distinguir la siguiente figura


¨Para los que no se han dado cuenta la voy girar, para que podáis ver la cara del Inka¨





Esta vez me despido con un pokito de musika, para los que están pensando hacer una escapadita mas adelante a visitarme a tierras Brasileiras





5 comentarios:

  1. Acho que guapo, no????

    Un abrazo!! (dile a Jose que se lave, que en las fotos sale más negro de lo normal)

    Isak

    ResponderEliminar
  2. ke wena Eloy!!! Una pasada las fotos!!! a seguir conociendo cosas sa dicho. saludos a Jose y dile ke no haga saltos tan peligrosos...jejeje.

    Por cierto, la perrina de pm!!!menuda bicha esta hecha :)

    Josele

    ResponderEliminar
  3. que buenas fotos, sí señor!!! Espero que te lo estés pasando cheverazo!!! Un beso enorme,
    Karmela

    ResponderEliminar
  4. k flipeeeeeeeeeeee¡¡¡¡ vaya salto el de jose, mas de lo k me esperaba jeje... un abrazo grande pa los dos
    cesar gama

    ResponderEliminar
  5. A disfrutar de esas tierras mushasho!! qué maravilla! Un abrazo
    Inés

    ResponderEliminar